El “periodo de gracia” de la Inspección de Trabajo respecto al Registro de la Jornada Laboral puede darse por concluido. Y si no, que se lo digan a las 107 empresas a las que se ha multado entre mayo y octubre con un total de 113.000 euros por deficiencias o inexistencia del Registro de la Jornada Laboral de sus trabajadores.

Según ha comunicado el Ministerio de Trabajo, se han concluido ya 505 expedientes, de los que 107 han resultado finalmente en multa y otros 189 en requerimientos de información adicional. Hasta el momento, la multa media supera ligeramente los 1.000 euros.

Pero las cifras no están, ni mucho menos, cerradas. El número de expedientes que la inspección ha abierto a empresas por posibles irregularidades en el Registro de la Jornada Laboral de sus trabajadores ascendió a 2.010, por lo que faltan 1.505 expedientes por resolver correspondientes periodo mayo-octubre.

Si atendemos a las inspecciones por presuntas irregularidades en el tiempo de trabajo, las cosas se ponen aún más negras.

El número de expedientes abiertos por los inspectores por esta circunstancia ha ascendido entre mayo y octubre a 4.858, de los que 873 han concluido en multa hasta ahora, pero hay 1.842 requerimientos de información adicional que están aún por resolver.

Estos números suponen que prácticamente uno de cada cinco expedientes está terminando también en multa. La recaudación ha ascendido a 1,15 millones de euros entre mayo y octubre, con una media en torno a los 1.300 euros por multa.

Y las cosas parece que se van a poner mucho más duras. El Ministerio ha aprovechado la presentación de estos primeros datos para anunciar que en 2020 se propone llevar a cabo una campaña masiva de inspecciones para verificar la existencia del Registro de Jornada Laboral en coordinación con las Comunidades Autónomas.

Hasta ahora, las inspecciones realizadas no son consecuencia de una campaña específica ni de la normal actividad de la inspección, sino que se ha actuado en base a “denuncias de particulares o sindicatos”.

Según el Ministerio, los inspectores se han visto sorprendidos por la cantidad de empresas que no han instaurado mecanismo alguno para el Registro de la Jornada Laboral y también por la existencia de presuntos sistemas de registro que no puede ser considerados como tales.

Parece que hasta final de este año las inspecciones seguirán llegando de la mano de denuncias concretas, pero que a partir de enero se van a generalizar.

En Bitnova podemos ayudarte a encontrar exactamente la solución que necesitas y a implantarla adecuadamente para cumplir las exigencias de los inspectores y la amenaza de que las Comunidades Autónomas van a entrar también en juego.

Desde la solución más simple, con sólo un teléfono móvil, a la más compleja, con instalaciones físicas de control de accesos, nuestra herramienta Symphony cumple con todos los requisitos legales, es muy sencilla de gestionar y te ayudará a mejorar la gestión de los Recursos Humanos y a aumentar la productividad. Y por si todo esto no fuera suficiente, te permitirá olvidarte de las multas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies